México D.F. : Encuentro Internacional de Música Antigua se desarrolla en Cenart

  Aún quedan siete programas por presentar en el Cenart

México, 12 May. (Notimex).- Composiciones de autores como Carl Bach (1714-1788), Claudio Monteverdi (1567-1643), Antonio Vivaldi (1678-1741) y Benedetto Marcello (1686-1739) integran el repertorio de destacadas agrupaciones que participan en el XIX Encuentro Internacional de Música Antigua, que se desarrolla hasta el 30 de mayo próximo.

 El festival anual, cuya sede es el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart), rinde homenaje tanto a los reconocidos compositores como al trabajo de los ensambles que actualmente se dedican a difundir la música antigua.

Bajo la dirección del flautista mexicano Horacio Franco, Capella Barroca de México fue la encargada de inaugurar el Encuentro, con el programa “Cantos de amor y guerra”, que incluyó piezas del libro ocho de los “Madrigales”, de Claudio Monteverdi (1567-1643).

Durante la gala, realizada el pasado 8 de mayo, destacó la interpretación de los temas “Altri canti d’amor, tenero arciero”, “Hor che’i ciel e la terra e’l vento tace”, “Ardo, avvampo, mi strugo, ardo: acorrete” y “Lamento de la ninfa”.

El segundo concierto estuvo a cargo del grupo de música barroca y renacentista Favola In Musica, que ofreció un repertorio 80 por ciento en español y el resto en italiano, compuesto por obras de los siglos XVI, XVII Y XVIII, mismas que dan forma a su primera producción discográfica, “Incendium Amoris”.

Bajo la dirección de Ramí Martínez, la presentación sorprendió por conjugar poesía y música referente al amor y el desamor.

Entre las piezas sobresalen “Muchos van de amor heridos”, de autor anónimo; “Dime triste corazón”, de Francisco de la Torre; “Chico de mis ojos”, de Ignacio de Jerusalem, y “Riu, Riu” y “Mil veces llamó la muerte”, ambas de autores anónimos.

Además de “Ah de las mazmorras” y “Pues mi Dios ha nacido a penar”, con versos escritos por Sor Juana Inés de la Cruz. El concierto culminó con “Escuchad dos sacristanes”, de Manuel de Mesa y Roque Ceruti.

De acuerdo con el director de música y tenor, Ramí Martínez, la música antigua representa parte de la identidad de los mexicanos, de su historia y de su mestizaje, de ahí su relevancia y necesaria difusión.

“En México tenemos importantes acervos de música virreinal, colonial o hispánico barroco, como le quieran llamar los estudiosos, existe en cada catedral del país un mundo de partituras por descubrir”, expresó a Notimex.

En entrevista, detalló que para su presentación se incluyó música renacentista de distintos cancioneros de la Península Ibérica, música virreinal tanto mexicana y peruana, como boliviana, así como obras que se utilizaban como divertimento en las cortes italianas.

Por otro lado, la soprano Verónica Murúa manifestó su entusiasmo por ser parte del Encuentro, ya que a través de éste tiene la oportunidad de interpretar música antigua de una manera fresca y con un repertorio divertido.

Así como la música en general representa una expresión del alma, una necesidad de decir cosas que no terminan de completarse con las palabras, y que se comunican a través de armonías y sonoridades, las obras antiguas ofrecen elementos específicos que inducen a la reflexión sobre el periodo histórico en el que fue creada.

“Con la música antigua puedo externar un poco de manera arqueológica todo ese bastión musical que proporciona una identificación y entendimiento con estructuras simbólicas, como la Pirámide del Sol, el monumento histórico de Tolsá, entre otras”, expresó.

Al acercarse a esta música, dijo, las personas pueden conocer partes de la historia, para entenderse como mexicanos y como ciudadanos del mundo.

Destacó que es convincente continuar difundiendo la música antigua a través de festivales como el Encuentro Internacional de Música Antigua, a fin de brindar a los niños y jóvenes la oportunidad de conocer composiciones diferente a las que reciben comúnmente.

Murúa invitó al público a que amen lo que son como mexicanos y a su país, y que se acerquen a la música antigua para conocer más sobre su historia.

El Encuentro continuará sus presentaciones el jueves 15 de mayo, con el grupo Coromell Ensamble, que presentará el programa “Los Bach: música de cámara de Johann Sebastian y Carl Philipp”, mientras que el sábado 17 la agrupación belga Il Gardellino, bajo la dirección de Jan de Winne, interpretará “Obras de Bach, Marcello, Vivaldi y Albinoni”.

El 23 de mayo tocará el turno a L’eraclito Amoroso, que ofrecerá el concierto “Arias y duetos de la Italia del siglo XVII”, bajo la dirección de Rafael Cárdenas; el día 24 La Parténope, encabezada por Olivier Briand, presentará “Música del Barroco Francés”, y el 25 La Fontegara, con Jake Arditti, interpretará el programa “Music for a while”, bajo la dirección de Rebecca Hubber.

El jueves 29 el contratenor Gamaliel Reynosa y la directora Lidia Guerberof presentarán “El mundo de Farinelli”, y la última jornada tocará a Concierto Latinoamericano, formación que arribará al escenario con el programa “Carmina Passionis (Cantos de la Pasión)", bajo la dirección de su fundador, el compositor y arreglista mexicano Jorge Cózatl.

Publicado el
Volver Arriba