México D.F. : Exposición da cuenta de sitios arqueológicos mexicanos en el siglo XIX

* Inauguran "La memoria revelada. El surgimiento de la fotografía arqueológica"

* Exhibe fotografías tomadas por el francés Désire Charnay entre 1859 y 1885

México, 29 Abr. (ntmx).- El trabajo del explorador y arqueólogo francés Claude Désiré Charnay, pionero en fotografiar sitios arqueológicos en México, es lo que se presenta en la exposición "La memoria revelada. El surgimiento de la fotografía arqueológica", inaugurada anoche en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. 

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), dijo que la exhibición tiene como fin mostrar la obra poco conocida en México de uno de los más importantes viajeros que registró a través de su lente el mundo precolombino.

Acompañado del secretario de Cultura capitalina, Eduardo Vázquez, destacó que la muestra, organizada en colaboración con Fomento Cultural Grupo Salinas, reúne 67 fotografías que se exhiben por primera vez y que fueron tomadas por el francés de 1859 a 1885 en varios sitios arqueológicos de México.

De acuerdo con el funcionario, la exposición ofrece la visión del pasado mesoamericano que Désiré Charnay (1828-1915) exploró en Monte Albán, Chichen Itza, Yaxchilán, Palenque, Comalcalco, Tula y Teotihuacan, entre otras zonas arqueológicas entre el periodo antes mencionado y en el que realizó tres viajes a México.

El francés fue uno de los pioneros en utilizar la fotografía aplicada a la arqueología como herramienta fidedigna para captar de manera relevante los vestigios del pasado, que a diferencia de sus antecesores, se hacía a través del apoyo de artistas, dibujantes, grabadores y pintores que fueron indispensables para plasmar edificios, esculturas y materiales arqueológicos.

Gracias a la entrega de este visionario, se pudo ampliar de manera significativa el alcance de esta nueva tecnología, pues con cámara en mano atravesó ríos, montañas y llegó a las entrañas de la selva, salvando un sinnúmero de retos para ofrecer una visión renovada del pasado mesoamericano.

El registro, además de su valor histórico, es todo un logro por la dificultad para llevarlo a cabo en medio de la situación política en la que estaba sumergido el país, así como por la ardua labor para el traslado del equipo fotográfico de mil 800 kilos.

Así como por el inconveniente de conseguir los diversos materiales que requería y la manera en que tuvo que improvisar productos para lograr las tomas fotográficas, además de los largos procesos que conllevaba esta tecnología recién desarrollada llamada "Colodión Húmedo".

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, como curador de la muestra, sostuvo que el valor de estas fotografías está en que permiten al arqueólogo actual, y a todos los interesados, conocer las condiciones de los monumentos arqueológicos en aquella época.

Para contextualizar el trabajo de Charnay, se exhiben piezas arqueológicas pertenecientes a la cultura maya, así como objetos de la época que dan cuenta de la importancia documental para la historia de la arqueología en México y la visión del pasado mesoamericano, a través de la lente de este fotógrafo.

Asimismo, se presentarán dos significativas ediciones: "Ciudades y ruinas americanas: Mitla, Palenque, Izamal, Chichén-Itzá, Uxmal, colecciones y fotografías por Charnay", así como "Las antiguas ciudades del Nuevo Mundo", editada en 1885.

NTX/MBH/MAG-VLU 

Publicado el
Volver Arriba