Durango : Concluyen tramo del eje interoceánico con autopista Durango-Mazatlán

 Durango, 16 Oct. (Octubre).- El último tramo del eje interoceánico que unirá al Golfo de México con el Pacífico se entregará este jueves 17 y se trata de la autopista Durango-Mazatlán que cuenta con 230 kilómetros y está ubicada en el corazón de la Sierra Madre Occidental.

 

 Su construcción duró más de 10 años, por lo difícil que fue llegar hasta los tramos en donde pasaría la rúa, pues está ubicada entre quebradas y cerros.

 

Dante Luna González, residente de obra del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) narró cómo es que muchos de sus compañeros tuvieron que pasar a caballo y mula, con machetes y con el GPS, para abrirse camino.

 

Durante estos años, se capacitaron en primeros auxilios, pues constantemente eran picados por alacranes, también aprendieron rappel para bajar y subir cerros.

 

La supercarretera cuenta con un puente en los límites de Durango con Sinaloa llamado Baluarte, el cual es conocido como "el túnel del tiempo", pues en menos de 300 metros cambia el uso horario, de manera que al entrar es una hora más, al pasar de la hora del centro a la del Pacífico y viceversa.

 

Los otros tramos de este eje están conformados por vías de Matamoros-Monterrey-Saltillo-Torreón-Durango o una ruta alterna de Matamoros-Tampico-San Luis Potosí-Zacatecas-Durango.

 

Para su construcción participaron profesionales y expertos en la construcción de puentes y túneles de diferentes partes del mundo.

 

Este tramo inicia en el entronque del poblado 5 de Mayo, en Durango, y termina en Villa Unión, Sinaloa, y se estima que se podrá recorrer en dos horas y media.

 

El director del centro SCT en la entidad, Enrique de León de la Barra, manifestó que su costo hasta el momento es de 28 mil 500 millones de pesos y dejó una derrama importante para ambos estados.

 

En un recorrido sobre los más de 157 kilómetros en el que estuvo a cargo el centro de la SCT en Durango que consiste en la mitad del puente Baluarte, se observó a trabajadores realizando los últimos detalles para la entrega de la obra.

 

Durante dos años el norte del país sufrió de una sequía, trayendo consigo dificultades para conseguir el agua que se necesitaba para la construcción, además de que no previeron las descargas los afluentes que se secaron por este fenómeno.

 

Sin embargo, después de tener años regulares en precipitaciones, este 2013 llovió más del promedio en la entidad y trajo consigo daños en la autopista debido a que se presentaron derrumbes y deslaves, además de que se detectó una falla geológica.

 

Ante ello, los expertos las empresas constructoras recurrieron a geólogos y realizaron las recomendaciones necesarias para tener una carretera segura para transitar.

 

Durante el recorrido se observó a personal colocando mallas en los cerros para amortiguar y detener la caída de tierra y piedras, además de la reparación de la carpeta asfáltica, limpiando escombros, y quitando peso y colocando muros de piedras en la falla geológica.

 

Además se realizaban los últimos trabajos de recarpeteo, iluminación, la pinta de las líneas y la colocación de las señales viales. Dante afirmó que la carretera es segura para transitar.

 

El trabajador de la SCT comentó que en repetidas ocasiones se tuvo que cambiar el proyecto y hacer rectificaciones, "nos enfrentamos a la Madre Naturaleza eso fue muy difícil".

 

La autopista tiene una longitud de 230 kilómetros, un ancho de corona de 12 metros, ancho de calzada de siete metros, es decir dos carriles de 3.50 metros y acotamientos de cinco kilómetros.

 

Tendrá cuatro casetas de cobro, mismas que serán operadas por Caminos y Puentes Federales (Capufe) y se estima que tendrán un costo de 400 pesos.

 

Cuenta con 61 túneles, 115 obras entre puentes y viaductos, el tránsito promedio se estima que sea de cuatro mil vehículos y se podrá transitar en una velocidad de 110 kilómetros por hora.

 

El recorrido será de un tiempo de dos horas 30 minutos para automóviles y cuatro horas para camiones de carga. Los empleos generados durante los más de 10 años fueron de 85 mil 800 y 348 mil 200 indirectos.

 

Entre las obras más importantes se encuentra el puente Baluarte con una longitud de mil 124 metros y un claro principal de 520 metros, salvando una barranca de más de 402 metros. La segunda es el Túnel de Sinaloense de dos mil 794 metros de longitud.

 

A lo largo de la carretera tendrá fibra óptica, y en los túneles de más de 400 metros de longitud serán inteligentes ya que contarán con cámaras de seguridad, respiraderos para la salida de humos contaminantes, iluminación además que contarán con casetas de vigilancia.

 

La construcción del puente Baluarte duró más de cuatro año y está justamente en los límites de Durango y Sinaloa, pasa en medio del río del mismo nombre.

 

Para llegar a ese punto se tomó como referencia el poblado el Palmito, expertos en ingeniería civil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseñaron el proyecto del puente, lo que representa el puente atirantado más alto del mundo.

 

Está construido en un claro de 402 metros, es decir, 60 metros más alto de la Torre Eiffel, está hecho de concreto y acero estructural, su construcción fue difícil porque hasta el lugar debía de trasladarse maquinaria que solamente se encontraba en Europa.

 

Según Dante Luna con el material que se utilizó se pudieron construir 2.3 el estadio Azteca, 152 tirantes lo sostiene el más largo de ello es de 280 metros.

 

La construcción de este puente no fue fácil, pues costó horas de desvelos, días enteros soportando las inclemencias del tiempo y que solo da la Sierra Madre, lluvias, viento, calor, tormentas eléctricas, matrimonios y vidas.

 

La colocación de las trabes -que es el cuerpo del puente- no debía tener ningún error y todo estaba perfectamente embonado, pues esta obra requería de perfección.

 

Todos los movimientos, los cambios eran monitoreados por expertos de la UNAM y de los ingenieros civiles que durante años vivieron y durmieron ante la obra que es considerada la más importante del país.

 

Una vez concluido este puente, se podrá recorrer en un minuto y será monitoreado las 24 horas del día.

 

El rebane de los cerros, la utilización de la dinamita y la construcción de carretera trajo consigo la tala de árboles y de fauna, pues durante meses la guacamaya se desapareció de la zona de la construcción de El Baluarte.

 

Para ello, la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó las inspecciones en la zona y pidió a las constructoras obras de reforestación, reparación y limpieza del suelo.

 

Se estima que la carretera se podrá circular a partir de que sea inaugurada, aún así los trabajos continuarán ya que se construyen miradores, cafeterías y lugares de descanso.

 

El gobernador del estado Jorge Herrera Caldera indicó que esta obra significa el potencial económico para el estado, debido a que abrirá a la entidad al desarrollo industrial y con ello la generación de empleos para los duranguenses.

 

Durante el trayecto se verán quebradas, ríos, cascadas naturales, y de pasar de un frío que proporciona la sierra de Durango, al calor de la selva tropical de Sinaloa. Se prevé que esta obra sea entregada mañana "Día del Caminero" por el pr

Publicado el
Volver Arriba